Quebec- Canadá: menores de 21 años no podrán comprar marihuana

373

Con la llegada del nuevo año, los quebequenses menores de 21 años de edad perderán su derecho a comprar cannabis para uso recreativo.

menores de 21 años no podrán comprar marihuana

De esa manera, la provincia del este canadiense eleva la edad límite para poder comprar marihuana para uso personal, estableciendo una de las restricciones más rigurosas a nivel nacional.

A fines de 2018, por decisión del gobierno federal, la adquisición y consumo de marihuana para uso recreativo y personal fueron despenalizados en todo el país.

Te recomendamos: Celebran Año Nuevo con piñata llena de marihuana

La norma sancionada por Ottawa también permite el cultivo hogareño a baja escala de la planta del cannabis aunque, en este caso, la aplicación de la ley nacional se tornó más complicada, debido a las múltiples normas vigentes a nivel provincial e incluso municipal

Pero en el otoño último, el gobierno quebequense adoptó una ley que eleva la edad mínima para poder adquirir marihuana y productos derivados legalmente. Hasta el 31 de diciembre de 2019 ese límite era de 18 años.

Si bien la administración provincial justificó su decisión en estudios médicos, que señalan el el daño que la droga puede producir en el cerebro de los adolescentes, algunos especialistas dudan de la efectividad de la medida.

Por otra parte, existe el temor que ante la imposición de restricciones a la comercialización legal del producto, los más jóvenes se vuelquen al mercado negro, donde la marihuana es ofrecida a precios competitivos, pero también fuera de los controles que aseguren la calidad del producto y que el mismo no pueda estár mezclado con otra sustancias que puedan causar un daño específico en el organismo de los consumidores.

Al momento de aprobar la despenalización, las autoridades canadienses fundamentaron su postura en la necesidad de combatir el mercado negro, emparentado con el crimen organizado.

Pero también hubo argumentos a favor de institucionalizar un mercado ya existente en el país y de vasto alcance, que comercializaba cannabis y productos derivados de manera ilegal y, en consecuencia, no producía beneficios para el erario público, ya que no pagaba impuestos sobre las ventas.

Según la agencia canadiense de estadísticas, las ventas minoristas de cannabis y sus derivados crecieron exponencialmente durante el primer año de comercialización legal.

En base a las cifras oficiales, las ventas en los comercios y a través de internet alcanzaron una facturación total de 908 millones de dólares, a lo largo de 2019.

La provincia de Ontario se situó a la cabeza de las transacciones, con ventas totales por valor cercano a los 217 millones de dólares, seguida por Alberta con casi 196 millones y Quebec con poco menos de 195 millones.

En cuanto a las ventas per cápita, Yukón llevó la delantera, con 103 dólares por persona, la Isla de Príncipe Eduardo con 97 y Nueva Escocia con 68.

Loading...