Bebedores de alcohol que fuman cannabis tienen menos probabilidades de contraer cirrosis

0

De acuerdo con un nuevo estudio, dirigido por el doctor Adeyinka Charles Adejumo, del North Shore Medical Center, en Massachusetts, los bebedores compulsivos pueden estar protegidos de enfermedades hepáticas potencialmente mortales como cirrosis y una forma común de cáncer si también fuman cannabis.

Esto gracias a que se ha descubierto que el cannabis tiene propiedades antiinflamatorias y sus compuestos son actualmente objeto de cientos de estudios.

Te recomendamos: ¿Dolor de mandíbula? las cremas de CBD podrían ayudarte

Sin embargo, los científicos dijeron que actualmente no están seguros de por qué es beneficioso para el hígado en combinación con el alcohol. Por lo tanto, enfatizaron la necesidad de realizar más ensayos.

De las 320,000 personas que estudiaron con antecedentes de abuso de alcohol, 90 por ciento nunca había fumado cannabis.

Alrededor de 8 por ciento lo fumaba de vez en cuando y 2 por ciento dependía de él, lo que significa que sentían síntomas de abstinencia cuando no consumían.

Tanto los fumadores dependientes como los no dependientes tenían 45 por ciento menos de riesgo de contraer esteatosis alcohólica o “enfermedad del hígado graso”.

Asimismo, presentaron una probabilidad 55 por ciento menor de desarrollar cirrosis y cicatrices en el hígado que pueden conducir a insuficiencia hepática.

Sus probabilidades de esteatohepatitis (AH), un tipo de enfermedad del hígado graso, también fueron 43 por ciento más bajas, y tenían 38 por ciento menos probabilidades de carcinoma hepatocelular (CHC), la forma más común de cáncer de hígado.

Los consumidores dependientes, además, tenían probabilidades más bajas que los usuarios no dependientes de contraer enfermedad hepática en general, dijeron los investigadores.

En el estudio, publicado en la revista Liver International, se puede leer: 

“Si bien el cannabis ha demostrado propiedades antiinflamatorias, su uso combinado con alcohol y el desarrollo de enfermedad hepática siguen sin estar claros”.

El trabajo previo del mismo equipo sobre 5 millones de personas que no abusaron del alcohol, encontró tasas más bajas de enfermedad del hígado graso no alcohólico entre los fumadores de cannabis.

El equipo observó que los receptores en el cuerpo que responden a los compuestos del cannabis tienen la capacidad de suprimir la acumulación de grasa en el hígado y, por lo tanto, la protegen de la enfermedad.

Loading...