Inicio Top4 Historias de Ganyeros Citadinos: Te presentamos -Los Inoportunos-

Historias de Ganyeros Citadinos: Te presentamos -Los Inoportunos-

7

Esta historia, seguramente te habrá ocurrido en algún momento solo o acompañado, cuando decides fumarte un canuto o darte unas pipadas en espacios públicos con discreción. Una vez más como todas las tardes, luego de una jornada laboral, pasaba por el parque de camino a casa. Sonó mi teléfono y al atender era uno de mis amigos fumetas, para preguntarme en qué lugar me encontraba, para llegarse y por supuesto encenderla.

Historias de Ganyeros Citadinos-Los Inoportunos-
Historias de Ganyeros Citadinos-Los Inoportunos-

Así que le comenté que estaba ya de camino a casa, pasando el parque; me dijo entonces espérame que la porto y yo le dije perfecto acá la pipa y el encendedor. Entre al parque, di las vueltas pertinentes de reconocimiento, con la intención de hallar el lugar más estratégico, para echar el humo de nuestras bocanadas. Esperé a mi amigo en el sitio ideal, un lugar tranquilo en el que otros y otras andaban en la misma vuelta.

Cuando llegó mi amigo, nos sentamos juntos, conversamos sobre nuestras jornadas laborales y otros temas de interés; al mismo tiempo igual que los demás, dábamos miradas de reconocimiento para evitar malos ratos con agentes de seguridad. Mientras tanto se iba armando la pipa para proceder a echar el humo sagrado de la paz y elevación de conciencia.

Muchos chasquidos y tos de buenas retenciones de bocanadas se escuchaban a nuestro alrededor, pequeñas nubes de humo se formaban a nuestro alrededor, ver este espectáculo, mientras hacíamos lo propio, era un paisaje urbano maravilloso en medio de una plazoleta del parque por el que asiduamente pasaba de regreso a casa, después de trabajo. Pero, generalmente, cuando fumas en espacios públicos, con discreción se llegan los inoportunos-esos que no portan ni el encendedor-.

Los que te llegan, de una vez con un discurso de hermandad y observando como enciendes tu pipa. Vale destacar, que el compartir siempre está presente dentro de una fumada, ya que, es uno de los símbolos de nuestra comunidad. Sin embargo, nunca falta como ya te he dicho un inoportuno, al que no le basta compartir y disfrutar de una conversa agradable, sino que además se instala y no te devuelve la pipa o el canuto, que armaste. Así nos correspondió vivir esta tarde en la plazoleta, un inoportuno instalado.

Lee más en: Cannabis Medicinal: ¡Descubre las Enfermedades que Puedes tratar!

Para zafarnos, tuvimos que respirar profundo e insistirle que rodara la pipa lo más rápido posible, porque los pacos ya venían. La verdad es que fueron incontables las veces que el inoportuno, nos dio la mano a mi amigo y a mí para continuar instalado, con una conversa plagada de agradecimientos que no venían al caso. ¿Te ha pasado?

Loading...