Zumo de marihuana, no psicoactivo

El zumo fresco de cannabis es una excelente manera de obtener todos los beneficios para la salud que ofrece la marihuana evitando el efecto psicoactivo del THC.

Zumo de marihuana, no psicoactivo
Zumo de marihuana, no psicoactivo

La forma más típica de consumir marihuana siempre ha sido el típico porro, una vez los cogollos secos y envueltos en un fino papel de fumar, preferiblemente sin tabaco. Las extracciones poco a poco se están conviertiendo en la opción preferida para muchos otros, sea el hachís de toda la vida o los más novedosos BHO, Rosin Tech, cera. Y finalmente los consumibles, desde aceites o tinturas, hasta cualquier comida a la que decidamos añadirles hierba o extracciones.

Todas éstas tienen en común el procesado de la marihuana una vez seca. Tanto el curado como el calor generado en la combustión, vaporización o cocinado de la hierba o extracción hace que el THCA presente en la marihuana y que no es psicoactivo, se transforme en THC que sí lo es en un proceso que se llama descarboxilación.

Pero una de las formas de consumo que se está poniendo más de moda y por muy extraño que suene, es el zumo de marihuana. Consumir hierba fresca no produce la embriaguez típica del cannabis a la que estamos acostumbrados. ¿Quieres saber por qué?

La planta de la marihuana produce 421 compuestos químicos, 80 de los cuales son cannabinoides. Entre ellos se encuentra el D9-THCa, que es la forma ácida del famoso D9-THC, el principal responsable del efecto que todos conocemos como «colocón» o “subidón” de la marihuana. Cuando consumimos cannabis crudo (sin aplicar calor o dejar que se seque) es decir, la flor fresca obtenida directamente de la planta, no sentiremos ningún efecto pues el D9-THCa, que no produce psicoactividad, no habrá tenido tiempo a convertirse en D9-THC.

Beneficios

Analgésico y antiinflamatorio: El THCa y el CBD han demostrado ser poderosos aliados para combatir el dolor crónico e incluso para el tratamiento de la artritis reumatoide. El THCa es un poderoso antiinflamatorio, gracias a su capacidad para inhibir la ciclooxigenasa 1 y 2.

Antibacteriano: los cannabinoides ácidos D9-THC, el CBD, el CBN, el CBC y el CBG tienen una importante capacidad anti fúngica y antibiótica.

Anti-vomitivo: Tanto el D9-THCa como el D9-THC y el CBD han demostrado ser grandes aliados para paliar las nauseas.

Antiepiléptico: los hallazgos en el campo medicinal y científico sobre la eficacia del CBD en casos de epilepsia refractaria (especialmente en niños con el síndrome de Dravet) han abierto de nuevo el eterno debate sobre la legalización del cannabis medicinal. Además del CBD, existen otros componentes del cannabis como el CBC que disminuyen el tiempo de duración de las convulsiones.

Antipsicótico: algunos estudios apuntan a que el CBD contrarresta los efectos psicóticos que produce el THC. Esta sustancia actúa de una manera muy similar a los antipsicóticos atípicos como la clozapina sin los efectos secundarios derivados de los anti-psicóticos típicos.

Isquemia cerebral e infarto: el CBD y el D9-THC pueden ayudar a revertir las consecuencias negativas en el cerebro de un ataque de isquemia cerebral.

Fatiga Crónica: el zumo fresco de cannabis aporta al organismo multitud de nutrientes como la edestina y aminoácidos esenciales que contribuyen a aumentar la energía del individuo.

Neuroprotector: numerosas investigaciones científicas han concluido que el CBD es un poderoso neuroprotector, muy eficaz para el tratamiento de enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer, Párkinson o la enfermedad de Huntington.

¿Cómo prepararlo?

Ingredientes:

  • Una planta de marihuana en estado de floración, preferiblemente en la octava semana del periodo, pues es cuando mayor concentración de cannabinoides y terpenos contiene la flor. Es muy importante que el cogollo que utilices para hacer el zumo esté recién cortado.
  • Frutas o verduras.
  • Azúcar o endulzante.

Preparación:

  • Corta en pequeños trozos las frutas y/o verduras (manzanas, melón, pera, etc.)
  • Coloca la flor de la marihuana en la batidora junto con las frutas.
  • Añade el azúcar o endulzante natural.
  • Bate todos los ingredientes y bébete el zumo lo antes posible.

También te recomendamos: Delicioso y saludable batido de arándanos con marihuana

La cantidad de marihuana cruda que se necesita para hacer zumo es importante y no estará seguro al alcance de todo cultivador, además de que muchos tampoco disponen de marihuana fresca todo el año. Una buena opción es hacer una gran cantidad de zumo de cannabis y congelarlo en pequeñas bolsas o cubiteras de hielo, para usar en otras ocasiones sin que pierda sus importantes propiedades.

Loading...
Compartir