Consumo crónico de marihuana altera el sistema reproductivo femenino

45

El uso de productos de marihuana con una frecuencia de hasta tres veces por semana puede tener un impacto profundo en los ciclos menstruales y las hormonas reproductivas femeninas, dice un nuevo informe publicado en línea en la revista Fertility & Sterility Science.

El estudio, realizado en el Centro Nacional de Investigación de Primates de Oregón en la Universidad de Salud y Ciencia de Oregón, monitoreó los sistemas reproductivos de primates no humanos hembras sanas luego de la exposición al Delta-9- tetrahidrocannabinol, o THC, el principal ingrediente psicoactivo de la marihuana.

Los primates no humanos, todos en edad reproductiva con antecedentes de concepción exitosa, recibieron un THC comestible una vez al día durante el transcurso de tres meses. El comestible se ingirió además de su dieta estándar de pienso. La dosis de THC, basada en las recomendaciones de aclimatación a la marihuana medicinal publicadas para humanos, aumentó mensualmente y la dosis más alta alcanzó los 2,5 mg.

«En tan solo un corto período de tiempo, observamos irregularidades en los ciclos reproductivos de los animales», dijo el autor principal del estudio, Jamie Lo, MD, MCR, profesor asociado de obstetricia y ginecología (perinatología y medicina materno-fetal), Facultad de Medicina de OHSU. y la División de Ciencias Reproductivas y del Desarrollo, Centro Nacional de Investigación de Primates de Oregon. “En general, los períodos menstruales duraron más y aumentaron los niveles de la hormona estimulante del folículo, uno de los reguladores críticos de la función reproductiva del cuerpo. Estos factores sugieren un gran potencial de disfunción del sistema reproductivo que, a su vez, puede afectar la capacidad de quedar embarazada».

No es sorprendente, señala Lo, que a medida que aumentaba la dosis de THC, también aumentaba el impacto en la duración del ciclo menstrual y los niveles de la hormona estimulante del folículo. “Si bien aún no sabemos por qué el THC influye en el sistema reproductivo femenino, sí sabemos que la respuesta parece depender de la dosis. Esto significa que cuanto mayor es la concentración de THC que se utiliza, más se ve afectado el sistema reproductivo ”, dice.

Los datos recientes muestran que los aumentos más significativos en el uso de THC se dan entre las personas de 18 a 29 años. Si bien se necesita más investigación para comprender los efectos a largo plazo que el consumo crónico de marihuana puede tener en el sistema reproductivo, Lo sugiere que los pacientes y sus proveedores de atención médica consideren los impactos potenciales.

“Si bien formar una familia puede no parecer una prioridad a los 20 años, las repercusiones posteriores del consumo regular de marihuana pueden obstaculizar los planes a más largo plazo”, dice ella.

Además, Lo y sus colegas del Departamento de Urología de OHSU y de la Facultad de Medicina de Harvard, la Universidad de Boston y la Universidad de Colorado, están utilizando un modelo de estudio similar para determinar el resultado del uso crónico de THC en la producción de esperma en primates machos no humanos. Se esperan los resultados del estudio en 2022.

Loading...