Efectos tras legalización en EEUU cinco años después

165

Serenity Christensen, de 14 años, todavía es demasiado joven para poder entrar a una de las muchas tiendas de marihuana de Colorado, pero ya supo aprovechar una oportunidad de negocio en la marihuana legal. Ella es exploradora de las Girl Scouts, que suele vender galletas para recaudar fondos. Este año, Christensen, junto con su madre, decidió vender desde afuera de un dispensario. “Se logra un buen negocio”, dijo la joven.

Efectos tras legalización en EEUU cinco años después

Mientras, al otro lado de Denver, la legalización ha causado descontento para otro adolescente: el estudiante David Perez está en contra de los cultivos de marihuana en almacenes que ahora rodean su vecindario. Perez se queja de que el aroma a marihuana es lo primero que huele cada vez que sale de su casa.

Efectos tras la legalización

Estos son los efectos dispares de cinco años de legalización. El primer experimento de este tipo en Estados Unidos, realizado en Colorado, ha reconfigurado la salud, la política, la cultura rural y la justicia penal de maneras sorprendentes que con frecuencia desafían tanto las peores advertencias de los críticos como la retórica de la industria de la marihuana.

Lo sucedido aquí da una idea de lo que depara el futuro ahora que cada vez más partes de Estados Unidos y otros países adoptan y debaten la legalización plena.

Desde que comenzó la venta recreativa de la marihuana, en 2014, más gente ha ido a parar a las salas de urgencia del estado debido a problemas vinculados con el consumo; los hospitales reportan indices más elevados de casos de salud mental relacionados con este producto.

Al mismo tiempo, miles de personas pasan sin incidente alguno por los dispensarios todos los días, como una joven que hace de guía de senderismo en el pueblo universitario de Boulder y guarda unas cuantas gomitas de marihuana en una bolsa bajo llave para relajarse antes de dormir.

Algunas familias inquietas ante los problemas con el consumo de marihuana de sus hijos se han mudado, en busca de refugio en estados menos permisivos. Pero, en general, las encuestas estatales no muestran un aumento en el número de jóvenes que fuman marihuana.

Los delitos menores relacionados con la marihuana han disminuido considerablemente, aunque la división racial en los arrestos por drogas persiste. Las cifras del estado muestran que las personas negras en Colorado continúan siendo detenidas por delitos relacionados con la marihuana a una tasa que casi duplica la de los blancos.

Te recomendamos: El negocio del cannabis legal es potencialmente multimillonario

Loading...