Maryland: Olor a marihuana no justifica las detenciones policiales

45

El simple hecho de oler marihuana no justifica que un oficial de policía detenga e investigue a alguien, según un nuevo fallo del tribunal de apelaciones de Maryland.

En un fallo publicado la semana pasada, el Tribunal de Apelaciones Especiales de Maryland dijo que la policía necesita «sospecha razonable» de que se está cometiendo un delito para detener e interrogar a alguien, y que oler marihuana no cumple con ese estándar.

Históricamente, el olor a marihuana brindó a la policía la oportunidad de detener, registrar e interrogar a una persona, a veces descubriendo contrabando o delitos más graves.

Si bien la posesión de marihuana sigue siendo ilegal en Maryland, en 2004 el estado despenalizó el tener menos de 10 gramos de marihuana.

Esa distinción cambia la forma en que la policía puede usar el olor a marihuana en las paradas de investigación, escribió la jueza Kathryn Grill Graeff, en su opinión.

“Debido a que la posesión de menos de 10 gramos de marihuana ya no es un delito, la sospecha requerida para sustentar una detención por el delito de posesión de marihuana, por lo tanto, es que la persona está en posesión de más de 10 gramos de marihuana. Y debido a que el ‘olor a marihuana por sí solo no indica la cantidad, si la hay, de marihuana en posesión de alguien’ [citando un caso anterior], no puede, por sí solo, proporcionar una sospecha razonable de que la persona está en posesión de una cantidad criminal de marihuana o involucrado de otra manera en actividades delictivas”, escribió Graeff.

El fallo anula un caso en el condado de Prince George, en el que se cacheó a un niño y se recuperó una pistola de su cintura, basándose únicamente en la declaración del oficial de oler marihuana.

Esta parada de investigación, conocida como parada de Terry, involucró a un oficial que se acercó y detuvo a un grupo de personas. La parada de Terry es diferente a una parada de tráfico, según Michele Hall, la asistente de la defensora pública que argumentó en el juicio y en la corte de apelaciones.

Te recomendamos: Médicos de Alabama apoyan la marihuana en encuesta de la UAB

“El caso no comenta sobre el olor a marihuana y las paradas de tráfico”, dijo Hall. «Ese es un cuerpo de jurisprudencia diferente».

Un fallo de la corte de apelaciones de 2019 determinó que la policía no podía arrestar a alguien por el olor a marihuana, a pesar de que vieron un porro en un automóvil, porque no demostraron una sospecha razonable de que la persona tenía una cantidad criminal.

Una portavoz del fiscal general de Maryland, Brian Frosh, se negó a comentar o decir si el estado apelaría el fallo.

Loading...