¿Cuándo Es La Mejor Época Del Año Para Cultivar Cannabis En Tu Jardín?

234

Aprende los conceptos básicos detrás del mejor momento para cultivar cannabis en casa al aire libre cuando las condiciones sean perfectas para obtener los máximos rendimientos.

cultivarCultivar una de las plantas más controvertidas del mundo puede ser una tarea bastante desalentadora. El cultivo de cannabis en interiores es un proceso simple pero costoso al principio, especialmente para los principiantes. 

A las personas que tienen acceso a un lugar privado y soleado al aire libre les resultará más fácil cultivar cannabis, ya que la planta en sí requiere prácticamente las mismas condiciones para prosperar que una planta de tomate. 

Sin embargo, una diferencia clave es que una planta de tomate probablemente producirá algún tipo de fruta con el cuidado adecuado. Pero, con las plantas de cannabis, donde el objetivo suele ser un mayor rendimiento, la atención a los detalles es absolutamente fundamental para el éxito. 

Cultivar marihuana en casa para uso personal es un proyecto gratificante. Saber cuál es la mejor época del año para cultivar marihuana al aire libre en el lugar donde vives te ayudará a comenzar.

Le podria interesar: Algunas de las cepas más compradas en el mercado de cannabis

El mejor momento para plantar cannabis en exterior

El tiempo lo es todo cuando se trata de empezar con tu cultivo de cannabis casero. Demasiado temprano y sus plantas probablemente morirán de frío. Demasiado tarde y corren el riesgo de congelarse a medida que el verano se convierte en otoño. Comprender el ciclo de vida de las cepas que cultivas es útil, ya sea que empieces con semillas u obtengas esquejes. 

Pero podría decirse que el mayor factor determinante es el lugar donde vives. El clima es fundamental para la supervivencia de una planta, y aunque puedes manipular condiciones como la humedad y el flujo de aire en un cuarto de cultivo interior, estás sujeto a los elementos naturales cuando cultivas marihuana al aire libre en casa. 

Por regla general, aprovechar los meses de verano es el mejor momento para cultivar marihuana en el exterior, pero el momento varía según la región. Cuando sea posible, se recomienda comenzar su planta en el interior bajo luces de crecimiento antes de trasladarlas al exterior.

Dondequiera que vivas, el cannabis prosperará siempre y cuando vigiles el medio ambiente. Proteja las plantas del clima extremo, ya que a la misma no le conviene ni un clima muy caliente ni uno muy frío. 

Esté atento a signos de plagas, moho y hongos, y tenga especial cuidado para mantener las plantas alimentadas y regadas. Dependiendo de las cepas, el cannabis está listo para cosechar entre principios de octubre y mediados de noviembre. 

Riego de plantas de cannabis al aire libre

La cantidad de agua que necesitan sus plantas varía según su ubicación, pero en los meses pico de verano, puede esperar regar cada dos días, si no todos los días. Si sus plantas están en el suelo, se beneficiarán de beber el agua subterránea de cualquier lluvia. 

No confíe únicamente en esto, ya que las plantas también deben regarse de arriba hacia abajo, especialmente cuando se alimentan con nutrientes o en el caso de plantas en macetas. Si vive en un clima particularmente húmedo, asegúrese de que sus plantas no estén empapadas o que sean susceptibles a la pudrición de la raíz.

Una planta de cannabis adulta puede necesitar hasta 10 galones de agua al día, lo que significa que la forma más eficiente de regarla es con una manguera de jardín. 

Si su jardín se expande sobre un área más grande, necesitará una manguera extensible o un carrete de manguera para que el proceso de riego sea más fluido. Puede comprar el carrete de manguera de jardín adecuado en línea o visitar su tienda local de jardinería o mejoras para el hogar.

Verifique el nivel de pH de su suministro de agua

Sí, mucha gente se sale con la suya regando las plantas de cannabis directamente de la manguera, pero esto tiene sus inconvenientes. Las plantas de cannabis absorben los nutrientes correctamente a un pH entre 5,8 y 6,2. El agua de la ciudad está generalmente en el rango de 7.0. Para medir el pH de su agua , necesitará un medidor de pH y un depósito de agua para contener el suministro de agua comprobable. Si el resultado no está entre 5,8 y 6,2, deberá agregar pH Up o Ph Down a su agua en la cantidad prescrita. Estas soluciones están disponibles en línea o en tiendas de cultivo.

Un consejo de riego útil para aquellos que viven en áreas cálidas es colocar rocas o tierra arcillosa debajo de los hoyos de plantación para ralentizar el drenaje y evitar que las plantas tengan sed demasiado pronto.

Algunos cultivadores prefieren usar cristales de polímero que absorben agua, que también son buenos para retener agua.

Por otro lado, las personas que viven en un área lluviosa querrán prestar mucha atención a mejorar el sistema de drenaje. Las raíces de cannabis son propensas a acabar con enfermedades fúngicas, especialmente cuando se sumergen en mucha agua.

Elegir la variedad de cannabis adecuada que sea resistente al moho será fundamental si se cultiva en un clima lluvioso. La mayoría de las variedades de cannabis producen cogollos apretados y, cuando se mojan, aumenta la posibilidad de que se pudran. Haz tu mejor esfuerzo para mantener tus cogollos secos siempre que sea posible. Si se mojan, trata de sacudir suavemente cada cogollo para eliminar el exceso de humedad.

Condiciones ideales del suelo

El cannabis requiere un equilibrio de micro y macronutrientes para prosperar y producir flores de alta calidad. Las plantas toman carbono, oxígeno e hidrógeno del aire y el agua, pero necesitan nutrientes adicionales en su suelo. 

Estos macronutrientes se conocen con el acrónimo NPK, que significa nitrógeno, fósforo y potasio. Estos nutrientes necesarios ayudarán a asegurar una cosecha fuerte con ramas resistentes lo suficientemente fuertes como para producir y soportar cogollos densos y gruesos.

La tierra premezclada que puedes encontrar en tu tienda de cultivo local estará repleta de los nutrientes iniciales que tus bebés trasplantados necesitan para comenzar a desarrollar raíces fuertes. 

Si está plantando sus plantas de marihuana directamente en el suelo, tendrá que enmendar su suelo con tés de compost y bokashi antes de plantar. Pero este es un trabajo de una sola vez en lugar de la alimentación y fertilización continuas que las plantas necesitarán durante su temporada de crecimiento.

El viejo dicho “alimenta la tierra, no las plantas” no podría ser más exacto. Cuidar la tierra viva es fundamental para el éxito de su jardín. Es posible que sus plantas requieran una mezcla de alimentación con la capa superior del suelo y riego con los nutrientes, combinados con la adición de nutrientes líquidos a su depósito de agua para garantizar una dosis uniforme en todo el suelo. 

Independientemente de cómo decida alimentar sus plantas, hágalo con precaución e investigue o puede terminar dañando a las mismas. 

Consejos adicionales

El cultivo de cannabis requiere mucha atención por tu parte, pero dependiendo de la zona en la que vivas, es posible que algunos factores externos no funcionen a tu favor. Aquí van algunos consejos de crecimiento que pueden ser útiles.

Puede ser mejor plantar cannabis en contenedores o macetas en lugar de directamente en el suelo. Esto le permite mover la planta donde la luz del sol sea más brillante y cálida.

Cultivar cannabis en un contenedor también te facilita proteger la planta a bajas temperaturas cuando se vuelve difícil controlar la temperatura del suelo.

Al cannabis no le va bien en áreas con mucho viento, ya que las ramas pueden romperse, lo que hace que la planta sea vulnerable a plagas y enfermedades. Si vive en un área ventosa, considere instalar cortavientos.

Proteger tu planta de cannabis de los insectos es realmente complicado. La mejor manera de hacerlo es asegurarse de que la planta esté siempre sana, ya que puede combatir infestaciones menores por sí sola.

El cannabis requiere muchos nutrientes para crecer. Es importante no caer en la tentación de alimentar a tus plantas de cannabis con fertilizantes de acción prolongada como Miracle Grow. En su lugar, utiliza nutrientes diseñados para el cannabis. Estos se pueden comprar fácilmente en línea o en su tienda de cultivo local. Los nutrientes adecuados son fundamentales para los niveles finales de THC en tus plantas de cannabis, así que no escatimes.

Leer también: Los fertilizantes orgánicos caseros son el futuro del cultivo de cannabis

Loading...