Profiteroles de cannabis ¡Para chuparse los dedos!

474

Los profiteroles, también conocidos como petisús, son un postre típico de Francia, adoptado en gran parte del mundo por su cautivadora textura y sabor. Se trata de bolas elaboradas con pasta choux que pueden ir rellenas de muy variados ingredientes. Lo habitual es encontrarlos rellenos de crema, nata o chocolate, pero nosotros te enseñaremos a realizarlos con un relleno cannábico para chuparse los dedos y volar muy alto.

Profiteroles de cannabis

Ingredientes para el relleno:

  • 500 ml de nata (crema de leche)
  • 10 gr. de cogollos
  • Azúcar al gusto

Ingredientes para la masa:

  • 125 ml de leche
  • 60 gr. de mantequilla
  • 125 gr. de harina
  • 3 huevos
  • Una pizca de sal

Preparación:

Comenzamos realizando el relleno

Nosotros optamos por una simple nata cannábica montada. Puedes aromatizarla con canela o limón, añadirle chocolate, o sustituirla por una crema pastelera cannábica. Así que, en un recipiente añadimos la nata y los cogollos triturados y cocinamos durante unos 20 minutos a fuego medio, sin dejar de remover.

Pasado este tiempo, retiramos del fuego y colamos para retirar la materia vegetal, luego dejamos que se enfríe.

Una vez fría, la metemos en la nevera. La nata para montarla debe estar muy fría, así que esta preparación es mejor que la hagas el día anterior. Para montarla, añádele azúcar al gusto y con una batidora de varillas, bátela hasta que adquiera una buena consistencia.

Continuamos con la masa

En un recipiente añadimos la leche junto con la mantequilla y una pizca de sal. Cuando comience a hervir, retiramos del fuego y añadimos la harina. Volvemos a poner al fuego y vamos removiendo hasta que veamos que la masa se despega fácilmente de las paredes de la cazuela.

Dejamos que se enfríe un poco, y añadimos los huevos de uno en uno. Puedes usar una batidora con varillas para acabar antes. Añade un huevo, bate bien, luego el otro, vuelve a batir, y el último, batiendo hasta conseguir una masa muy homogénea.

Con la ayuda de dos cucharas, haz bolas con la masa, colócalas sobre una fuente de horno untada en aceite, y hornéalas a 180º durante unos 25 minutos o hasta que estén doradas.

Una vez hayan enfriado, tan sólo nos queda rellenarlos. Pasa la nata montada a una manga pastelera. Si no tienes, puedes usar una bolsa sin usar. Corta los profiteroles a la mitad, rellénalos con la nata cannábica y pásalos a un plato o una fuente.

Para terminar, puedes espolvorearle a tus profiteroles un poco de chocolate en polvo, chocolate fundido, sirope… ¡y disfrútalos!

Loading...